Psicólogo infantil
Pamplona

Centro de psicología infantil en Pamplona

En Elena Olaiz, psicóloga infantil, creemos que la infancia es una fase crucial en la vida de las personas.Este proceso requerirá la ayuda de todo el entorno social del menor.

Es por esta razón que ofrecemos  un servicio de psicología infantil y juvenil en Pamplona, donde el objetivo principal será el trabajo directo con los padres, coterapeutas, no directamente con el niño, es mas efectivo.

Para lograr esto aplicaremos una serie de estrategias orientadas a mejorar o superar problemas que afecten al normal desarrollo de la vida diaria. El bajo rendimiento escolar y los cambios de comportamientos son solo algunas de las áreas que trataremos.

PSICÓLOGO INFANTIL EN PAMPLONA 

ESPECIALISTA EN MEJORAR EL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

Nuestra psicóloga infantil de Pamplona realiza un trabajo en conjunto con el entorno familiar del niño o joven.

De esta forma se podrán aplicar pautas educacionales específicas que garanticen un progreso natural y saludable creando el ambiente idóneo para obtener mejoras.

Tras una evaluación minuciosa, se establecerá un plan de tratamiento basado en las más modernas técnicas de psicoterapia.

PSICOLOGÍA JUVENIL E INFANTIL INTEGRAL 

TRATAMIENTO PERSONALIZADO

Desde nuestro centro de psicología ofrecemos un servicio integral personalizado desde las primeras etapas de la infancia.

Gracias a esto podemos crear recursos que prevengan problemas de conducta y problemas emocionales durante su crecimiento.

A final de cuentas una de las mejores maneras de disfrutar de una plena salud mental en la adultez, es a través de buenas bases internas forjadas en las primeras etapas de la vida.

 

Psicología infantil y de la adolescencia:
Terapia indirecta o Terapia familiar

En la psicología infantil el terapeuta realiza una terapia indirecta con el menor, es decir, ayuda a los padres a que sean ellos quienes ayuden a sus hijos y provoquen el cambio correspondiente en el menor. Es decir, en terapia se trabaja con los padres y no tanto con los niños.

Esta es una metodología que ha evolucionado en el tiempo y a través de todas las investigaciones empírico-experimentales realizadas a lo largo de los años tiene un sentido que se trabaje con los padres y no con los niños, proporcionando efectos muy positivos.

Por un lado, evitar que los menores acudan a la consulta de psicología porque de esta manera recibirán el mensaje de que hay algo en ellos que no funciona, y por otro, evitar etiquetarlos ya que en lugar de mejorar el problema, lo empeoraría, obstaculizando la evolución natural y los cambios posibles.

Los diagnósticos psicológicos funcionan como la profecía autocumplida o efecto pigmalión, es decir, influyen en la persona que recibe la etiqueta, como en las personas de su alrededor, los padres. De forma que el trastorno expresado se convierte en realidad, confirmando de este modo, la veracidad del diagnóstico.

 

Terapia indirecta en psicología infantil

El objetivo de la terapia indirecta consiste en conocer cómo funciona el problema, no buscar las causas que expliquen por qué un niño tiene un trastorno o dificultad.

Evitamos realizar una terapia directa con los niños ya que está demostrado que de esta manera se consigue culpabilizar a los padres por su incapacidad y de señalar al niño como el paciente identificado.

Además, mediante la terapia indirecta favorecemos la colaboración porque para los padres es más fácil hablar de los problemas que para los niños, aunque se utilizaran las técnicas adecuadas para los niños, es decir, el juego y el dibujo. Como consecuencia, se elimina la resistencia al cambio que presentan sobre todo los niños ante el psicólogo, disminuyendo considerablemente el número de sesiones necesarias para resolver el problema por el que se solicita ayuda.

Es una manera de provocar cambios más inmediatos y de forma más natural, proveyendo a los padres tanto de su responsabilidad educativa, como de su autoridad como progenitores que son, convirtiéndose de nuevo en figuras de referencia para sus hijos.

¡Si a los padres ya les cuesta dar el paso de acudir al psicólogo y abrirse, imaginaos lo que significa y lo que puede suponer para los niños tener que abrirse ante un desconocido y en solitario! ¿Existiendo la posibilidad de solucionar el problema de los hijos a través de los padres, sin que los niños acudan a terapia y sus consecuentes riesgos anteriormente mencionados, no creéis que ésta sería la mejor opción de tratamiento?

Los problemas más comunes en niños y adolescentes

Día tras día nos enfrentamos a diferentes estímulos y experiencias, los cuales pueden crear trastornos psicológicos o emocionales en los niños.

Las pérdidas de seres queridos, un ambiente familiar inestable o una vida social poco satisfactoria pueden detonar grandes problemas.

Para tratar de la mejor forma posible a cada paciente, nuestros terapeutas estudian el funcionamiento del problema el cual sirve como guía en el proceso.

A través de este podemos entregar un asesoramiento psicológico preciso, al tiempo que profundizamos en la persona y el entorno. El aspecto clave de la terapia es la participación de la familia y cómo esta es capaz de lidiar con los problemas del niño o joven.

psicologia juvenil pamplona

EL DESARROLLO INFANTIL NO ESTÁ EXENTO DE TRASTORNOS DE ANSIEDAD O DEPRESIÓN

Por suerte la psicología sanitaria cuenta con una serie de herramientas que orientarán a los padres para ayudar a los hijos en su propia recuperación, consiguiendo establecer dinámicas saludables para su desarrollo futuro. 

Acudir a un psicólogo infantil en Pamplona y pedir ayuda es la mejor manera de tratar cualquier trastorno mental y darle una salida saludable.

En el caso de que tengas la duda, aquí te enseñamos los diferentes problemas en los que Elena Olaiz puede ayudarte:

  • Problemas en la alimentación
  • Problemas en la infancia
  • Problemas de conducta en la adolescencia
  • Celos y rabietas
  • Depresión infantil
  • Trastorno bipolar
  • Miedo y timidez
  • Agresividad e impulsividad
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Baja autoestima
  • Problemas de atención
  • Hiperactividad
  • Acoso escolar
  • Adicción a las nuevas tecnologías

Psicología juvenil en Pamplona :

En la psicología de la adolescencia el mejor modelo de intervención psicológica es la terapia familiar, ya que los jóvenes son más adultos, autónomos e independientes que los niños. Por ello se interviene sobre la interacción entre padres e hijos, y dentro de la dinámica familiar, porque la conducta de un miembro de la familia afecta al otro y viceversa.

 

Terapia Familiar

Generalmente la intervención se dirige hacia la familia como sistema, y no hacia el hijo que presenta el síntoma o malestar, aunque a veces también se pueda realizar una terapia individual con el adolescente, en función de cual sea el objetivo a trabajar.

Además, independientemente de que el problema lo presente una única persona, el malestar lo sufren todos y afecta a todos, por ello, la terapia es flexible y puede variar de una sesión a otra, siendo siempre el objetivo final el bienestar de la familia.

Siempre que se observe que el problema afecta no solo a una persona sino también a otros miembros de la familia, o cuando la persona que padece el problema convive o cohabita con su familia es recomendable hacer terapia familiar, ya que el problema se encuentra en la relación y no es tanto un problema individual que sólo te afecte a ti.

Dificultad en el aprendizaje

En gran parte de las ocasiones existe un problema raíz que provoca esta situación, por lo que será necesario indagar en aspectos mucho más profundos de cada paciente.

Lo mismo ocurre con la presencia de algún defecto o exceso en los comportamientos del niño/adolescente. Rara vez se debe a algo inherente a la estructura psíquica de la persona, sino que tiene su respuesta en situaciones cotidianas.

En Elena Olaiz, psicóloga infantil en Pamplona, aplicamos un método de psicología breve que nos permite atender de manera constructiva los problemas emocionales y conductuales de niños y jóvenesGracias a esto se consiguen resultados sólidos y duraderos en la gestión emocional de quienes asisten a nuestras terapias.

Preguntas frecuentes a un psicólogo infantil

¿Cuándo conviene consultar a un psicólogo infantil?

Existen diferentes situaciones en las que esto se volverá una necesidad. Uno de los motivos más recurrentes se encuentra en los abruptos cambios de ánimo y humor que experimentan los menores, malestares físicos que no desaparecen o efectos negativos en el rendimiento escolar.

¿Cómo gestionar la rabieta de mi hijo?

Una rabieta ocasional se encuentra bastante lejos de un trastorno de la conducta infantil. Básicamente consiste en una explosión emocional, nacida de la dificultad que tienen los niños para respetar las reglas y para controlar sus impulsos.

Lo más importante es mantener la paciencia y con la voz calmada pero firme ponerle el límite a su conducta y decirle que cuando acabe con la pataleta jugarán juntos.

Cómo diferenciar la conducta normal en un adolescente de un trastorno conductual?

A pesar de que muchos padres tienen miedo a confundir un trastorno conductual con una fase de rebeldía adolescente, estas son situaciones que distan mucho entre sí. Para reconocer un problema bastará con ver si los comportamientos inciden en la realización de una normal vida familiar, social y escolar.

¿QUIERES QUE TE AYUDEMOS?

Solicita tu primera cita

Call Now Button